sábado, 23 de abril de 2011

Marco Teorico

Marco Teórico

Etapas predecesoras a la adolescencia en el desarrollo social y sexual.

De 0 a 1 años

El inicio de la educación sexual que sucede en los primeros años, se forma la conciencia sexual posibilitando que el niño o la niña se acepten como son, enseñándole a descubrir su propio cuerpo para que se identifiquen y asuman las diferencias anatómicas de cada sexo.
Proponer la idea de que la sexualidad es consustancial a la existencia de la persona, por lo cual a los niños también les debe atribuir sexualidad.
Para Freud la personalidad y el desarrollo psicosexual, pasa por diferentes fases o etapas:
Fase Oral: Aproximadamente de 0 a 1 años. La principal fuente de placer se centra en la boca. Los sabores de los primeros alimentos son primordiales ya que son las primeras interacciones con el medio ambiente. Succionar, morder siente algo de placer.

La sexualidad en un niño recién nacido, está muy vinculado a la relación con sus padres. Su vivencia a través de los cuidados y las caricias de sus progenitores. A través de ellos se crean lazos afectivos que serán necesarios para el desarrollo social y sexual de estos niños

De 1 a 3 años y medio

En la segunda etapa, el niño tiene un estrecho vínculo con su familia, esto hace que su pensamiento se vaya enriqueciendo. En esta etapa se oponen a las reglas que imponen sus padres, como una forma de afianzar su independencia. En esta etapa se experimentan más sensaciones de placer al controlar los esfínteres y a evacuar, con lo que empiezan a conocer su cuerpo, lo que necesitan y lo que le produce placer
Cuando los niños empiezan a crecer notan la diferencia que existe entre el cuerpo de un hombre y una mujer. Lo más natural es que pregunten el porqué de esas diferencias.
Aunque resulta complicado hablar de sexualidad con menores de edad, tocar el tema abiertamente previene trastornos de la identidad sexual y, en instancias más delicadas, acoso por parte de personas mayores.
Si bien es cierto que el niño no identifica entre el bien y el mal, hablar de sus partes íntimas es el primer paso para inculcarle respeto y amor por su cuerpo.

ETAPA DE 3 A 6 AÑOS
                                           
La tercera etapa se caracteriza por la capacidad de explorar el mundo a nivel físico, de las percepciones, imaginación y el lenguaje.
Es un período lleno de emociones positivas y vitalidad lo que les permite vincularse muy bien con su familia y amigos.
Descubren en este proceso su sexualidad de manera más activa y consciente. Es el período de los enamoramientos del padre del sexo opuesto que permiten la identificación de la imagen sexual de sí mismos.
Están en constantes juegos y es a través de estos que aprenden a relacionarse con otros y a ensayar sus roles sociales. Los juegos sexuales y de roles son claves para que los niños se identifiquen con su sexo (ya se sienten como hombres o mujeres).
Los padres pueden ser de gran ayuda en la medida que permiten que estos juegos se den y no descalifiquen a los niños por presentar algunas conductas, que para ellos, corresponden al sexo opuesto. Los niños van regulando de manera natural estas conductas imitando a los padres del mismo sexo y en la siguiente etapa se produce una diferenciación muy marcada entre hombres y mujeres, que permitirá afianzar la identidad sexual de los niños. 

ETAPA DE LA SEXUALIDAD DE LOS 6-9 AÑOS

En este periodo el niño y la niña son mas autónomos, se manejan mejor en el mundo real y conocen su identidad sexual. Es un periodo en el que las prohibiciones en todo lo conciernen a lo corporal y a lo sexual se hacen mucho mas explicitas.
De ahí que las que las conductas sexuales se hagan menos espontaneas y abiertas, sean más sutiles y ocultas y logren pasar des aperadas a ojos de los adultos.
De manera errónea, estas conductas pueden llevar a considerar esta etapa de desinterés esta etapa de desinterés sexual o periodo de lactancia.
Sin embargo, persisten los juegos sexuales, que aunque adquieren unas motivaciones añadidas, parten de la curiosidad como elemento básico.
El niño y la niña se afirman en lo que conocen por observación de la conducta  de los adultos; son consientes de las sensaciones físicas y emocionales asociadas al contacto y la cercanía física; experimentan la excitación sexual y la relación efectivo- sexual con su grupo de iguales. por ellos, las actividades de reprobación o castigo por su curiosidad pueden tener una influencia negativa en el desarrollo posterior de la esfera psico- sexual de la persona.
El interés sexual se centra en el conocimiento del cuerpo, de los órganos y la procreación.

PUBERTAD

Las hormonas sexuales se activan en esta etapa, estas son las que determinaran los cambios físicos y psicológicos. Al principio el cuerpo sufre un crecimiento acelerado. Después surgen una serie de cambios de forma: a las chicas le crecen las caderas, los pechos, les sale vello en la pelvis y a los chicos: les cambia la voz, les crecen los genitales y les sale vello en el pubis.
Hay cambios en la apariencia pero psicológicamente aún no han madurado. Las niñas se desarrollan antes que los niños -aproximadamente un año-. Es la etapa de la rebeldía con los padres.
En esta etapa se alcanza la madurez biológica, pero aún no está completada generalmente la madurez psicológica y social. En este periodo se experimenta emociones contradictorias. Por una parte aún no se ha abandonado ciertos caracteres de la niñez y a la vez se comienzan a experimentar sensaciones propias de adulto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada